7. Tres Ambientes c/balcón terraza. Almagro.

“Un médico, una azafata, un vendedor de joyas y una dentista”


Jueves 17:20, Medrano 765 2º por escalera,
el doctor sube a revisar a la paciente. Ella está mareada, con palpitaciones fuertes y una sensación rara en todo el cuerpo. El doctor le desabrocha un poco la camisa y el solo contacto de sus dedos contra la piel de los pechos de ella, lo excitan. Quiere ir despacio, pero le cuesta, la paciente entreabre la boca y se muerde apenas los labios y él siente deseos de sacarle la camisa al instante. “No tengo que hacerlo”, piensa, pero justo ella lanza un gemidito y él ve sus pezones duros… Lo irrefrenable le surge de las tripas, le abre la camisa de una arrancándole todos los botones, y lanza su boca en medio de los turgentes pechos de ella y los besa… ella juega a la paciente sorprendida y dice entre gemidos:
– Qué hace, doctor?
Y él con la lengua sobre la piel blanda resplandeciente le contesta:
– Tranquila, relájese, esto le va a hacer bien…
Ella tira la cabeza para atrás y gime entregada.

Sábado 10: 30, Corrientes 4348 piso 18.
Un piso enorme a estrenar, él toca timbre y le abre una azafata con una pollera mucho más corta de lo normal. Él entra y deja su maletín, ella le toma el abrigo y le dice que pase y espere en el Vip. Él se sienta, ella le sirve un whisky y le dice que el vuelo está demorado, por la tormenta. Él le dice que
no hay problema, que es mejor porque él tiene miedo de volar. Ella le dice que se quede tranquilo, que hasta que el tiempo no mejore el avión no sale y le saca el vaso de la mano y con una sonrisa le pregunta si desea algo más. El le pide algo más solo para verla irse y mirarle el enorme culo envuelto en la pollera azul ajustada del trajecito. Ella se aleja moviendo su trasero acompasadamente, sabe que él la está mirando, y que eso le gusta. Él clava la mirada y se deleita viendo como se mecen esos cachetes, lo imagina al desnudo y se enciende. Ella gira y lo mira, sonríe, sabe en qué está pensando,
se lo dijo tantas veces al oído, mientras le besaba la oreja…
– Me vuelve loco ese inmenso culo que tenés.
Ella se siente feliz de que alguna de las enormes partes de su cuerpo sean objeto de deseo de un hombre tan contundente como él.

Lunes 15: 35, Humahuaca 4278 Dto. C.
Ella recibe a un vendedor de joyas que le prueba todo tipo de hermosos collares y anillos, mientras la desnuda, la posee con sólo con una gargantilla de piedras negras sobre la blancura de su piel.

Miércoles 19: 12, Valentín Gómez 3443 7mo. 24.

Él acude a una cita con su dentista pero sorpresivamente el profesional se encuentra de viaje y lo atiende un reemplazo, una dentista joven de enorme caderas y ambo muy escotado. Ella lo acosa y lo toma en el sillón de trabajo.

Dos horas después ella fuma un cigarrillo mientras se viste. Él la observa. En medio de una pitada élla sorprende con un:
– Mi mujer se va a la costa este fin de semana, ¿Querés que lo pasemos juntos?
Ella por un segundo no sabe si él está jugando, si es parte del papel, o lo dice en serio. Él la sigue mirando:
– 48 horas juntos. No me tenés que contestar ahora, pensalo.

Ella vuelve en el taxi a su casa pensando como hacer para irse 48 horas de su casa. No le importa el marido, los chicos, el perro, nada. Sólo pasar ese fin de semana con él. Se baja del taxi frente a la casa y se queda dura al ver al esposo que la está esperando en la puerta del departamento.
– ¿Qué pasó? ¿Los chicos están bien?
Él la mira seco, serio, tajante…
– Sí. Los dejé en lo de mi vieja.
– ¿Qué pasó?
Pregunta ella angustiada.
– Eso decime vos… ¿Qué pasó? ¿Qué carajo pasa? Fui a buscarte al laburo y me dijeron que te fuiste dos horas antes… ¿Dónde carajo estabas?

´

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: